Facebook Viaje

Cuando Facebook deja de ser un buen compañero de viaje

 

Ya van casi dos años de la creación de este blog y para ser fieles a la tradición la gente de Facebook ha decidido volver a felicitarnos regalándonos un segundo bloqueo de cuenta ¡¡¡gracias majetes!!! Como no hay mal que por bien no venga, vamos a aprovechar para contaros unas cuantas cosas a los que tengáis un blog de viajes que os ayuden a amortiguar el golpe en caso de recibir un regalo similar.

Si recuerdas, hace ya tiempo, cuando hablamos de los blogs de viajes profesionales comentamos la importancia de diversificar el tráfico que recibe tu blog para no quedarte de la noche a la mañana con un blog aislado. En mi caso, afortunadamente no solo me dedique a hablar de ello, también lo puse en práctica. Las visitas de Facebook suponen alrededor de un 15% del tráfico total y de una forma bastante descentralizada (luego hablaremos de esto) por lo que está vez no ha supuesto un gran problema en lo que a tráfico se refiere.

 

Esto no quiere decir que apostar por Facebook sea un error, todo lo contrario. Últimamente veo gente que está apostando mucho por Facebook y que lo están haciendo realmente bien, llegándose a convertir en una de sus principales fuentes de tráfico. Cuando me llego el bloqueo del perfil me acorde de varios de estos blogs y pensé ¿cómo me sentiría si después de dedicarle meses de trabajo y dinero de repente perdiese el 50% de mis visitas? Cualquiera que tenga un blog personal se sentiría muy cabreado, pero imagínate que además de dedicarle tu tiempo de ocio has decidido apostar por ello como trabajo invirtiendo tiempo y dinero y de repente tu negocio se ve reducido al 50%… Igual te cabreas un poco más ¿no?

 

Vamos a empezar por explicar los dos casos que me han dejado sin Fan Page y sin perfil para que no os ocurra lo mismo.

 

Algo habrás hecho

 

Seguro que más de uno estáis pensando esto ¿a que sí? 🙂 Suele ser la primera reacción de la gente al hablar de estas cosas. Tendemos a pensar que las grandes empresas tecnológicas son infalibles o que tienen un montón de mecanismos para ayudarnos en caso de que alguien decida por ejemplo robarnos las cuenta o difamarnos ¿verdad? Pues no, si te pasa algo olvídate de tu cuenta porque en la mayoría de los casos no la vas a recuperar. Aquí van dos ejemplos:

 

Primer bloqueo

 

Antes de nada he de reconocer que más allá del cabreo que me ha supuesto este regalito, nunca me ha gustado esta red social, no la utilizo con perfiles personales, siempre me ha parecido que está a años luz de cualquier otra y que es un nido de spam y de estafas (de las opciones de privacidad ya ni hablamos…) que simplemente se ha visto beneficiada de la regla de oro en el mundo tecnológico “no importa lo bueno que sea, lo que importa es que sea el primero”. ¿Entonces para que lo usas? Pues por lo mismo que la mayoría de la gente que quiere promocionar algo, porque es un mal necesario, es innegable que es la mayor red social en cuanto a usuarios y que si quieres que lo que escribes llegue a más gente tienes que estar allí.

 

Al grano, la primera página la creamos casi al inicio del blog y en cuestión de un año llegamos a tener más de 1000 seguidores. Todo iba bien hasta que recibí un mensaje diciéndome que debido a un inicio de sesión sospechoso, para mi seguridad, me bloqueaban temporalmente la cuenta. Esto estaría muy bien de no ser porque el bloqueo “temporal” dura ya más de un año y porque la única opción que me daban para restaurar la cuenta es incluir un dato que o bien debí de poner mal al rellenar el formulario o bien se lo está pasando por el forro porque siempre lo da como erróneo. Como anécdota te diré que ciertamente por aquella época recibí varios intentos de inicio de sesión sospechosos en otras redes sociales y en el propio blog, con la diferencia de que el resto de sistemas se limitaron a enviarme instantáneamente una notificación para que cambiase las contraseñas. En resumen, por un intento de robo de un tercero perdí el acceso a un perfil y una página que ni puedo borrar, ni puedo reclamar ni puedo recuperar.

 

Segundo bloqueo

 

Este ha sido mucho más divertido 🙂 . Después de un año publicando con el mismo nombre de perfil, con la misma frecuencia (bastante poca) e interactuando con otros usuarios mediante el perfil personal (en la ocasión anterior no lo hacía), recibo un aviso diciéndome que mi cuenta ha sido bloqueada porque creen que hago un uso comercial y que me invitan a convertir el perfil en una página (curiosa forma de invitar a algo…). Además me indican que no me preocupe porque si ya tengo una página (sabes que sí) podré fusionarla más adelante (¿si sabes que ya tengo una página para que me obligas a convertir el perfil en otra?).

Mis esperanzas de que esto funcionase eran más escasas que de recuperar el perfil antiguo pero que no se diga que no lo intentamos… Inicié el asistente, seleccione los tres campos (no hay muchas opciones) y…. ¡Sorpresa!

 

Se ha producido un error al crear tu página Facebook

 

 

La parte que más me gusta es la de “has elegido convertir tu perfil personal a página” sí, sí, ha sido todo idea mía…. Después de perder varias horas de mi vida buscando información en el error la conclusión es que hay muchísimas más personas con este problema que nunca han recibido contestación a los mensajes publicados en el foro de Facebook y que han tenido que crear otra página nueva. Por supuesto, la pagina tampoco la puedo borrar ni solicitar que se revierta el cambio ni ningún otro tipo de acción porque no hay forma de contacto más allá de unos formularios para acciones específicas (esta no entra).

 

 

Cómo reducir el daño

 

Es importante tener claro que cualquier servicio gratuito que te preste un tercero es totalmente inseguro a largo plazo. Da igual que sea Facebook, Twitter o lo que quieras… siempre estarás expuesto a un cambio en sus políticas, una cancelación del servicio por cierre o un bloqueo como los anteriores. Por tanto, lo más eficaz para evitar que acabe repercutiendo en tu blog es vitar la dependencia de la cuenta registrada en el servicio.

 

Seguramente habrás oído muchas veces que es importantísimo tener un gran número de seguidores en tus perfiles bla bla bla… No sirve absolutamente de nada conseguir un gran número de seguidores si no interactúan con lo que publicas. Solo tienes que indagar un poco en internet para ver que por un par de dólares puedes conseguir una página de Facebook de más de 100.000 seguidores.

 

En la primera página tenía unos 1000 seguidores y Facebook no representaba ni un 2% de las visitas globales. Un año después, habiendo duplicado las visitas globales del blog y con una página con un 30% menos de seguidores el tráfico de Facebook representaba un 15%. ¿Cómo lo hice? Sencillo, dejándola la página de lado, automaticé la publicación de entradas en la página, puse el like box en el blog y la dejé a su aire, simplemente como un escaparate. Mientras tanto me dedique a publicar en grupos de viajeros e interactuar con otros usuarios utilizando el perfil personal.

 

Con el cambio anterior he conseguido dos ventajas importantes:

 

  • Conseguí tráfico del bueno, de usuarios a los que realmente les interesa leer lo que escribo y no de usuarios que le dan al me gusta a todo lo que les aparece en el time line o a todo lo que se encuentran por internet.

 

  • Al interactuar más he ido haciendo más visible el logo y el nombre del log (aunque puede que este haya sido uno de los motivos del bloqueo, no usar un nombre real). Ahora no necesito volver a remontar una página para llegar a los lectores habituales, solo tengo que crear un nuevo perfil con un nombre similar que incluya el nombre del blog y volver a compartir contenidos. Salvo que tengas un blog muy personal basado en tu imagen, a la gente le da igual si lo publica “Pepe Blog de viajes” o “Faustino Blog de viajes”, lo que les interesa es que es un artículo de “Blog de viajes”.

 

  • En caso de que Facebook me la vuelva a jugar (estoy seguro de que lo hará) no tardo más de 24 horas en volver a estar activo.

 

 

Consejos rápidos para evitar quedarte sin servicio en Facebook.

 

  • Mantén siempre un perfil de backup preparado por si te bloquean el tuyo.
  • No hagas spam. No se trata de publicar desde varios perfiles si no de tener la posibilidad de publicar en caso de perder uno.
  • Si utilizas una página asegúrate de tener varios administradores agregados. Esto puede facilitarte el acceso en caso de bloqueo del perfil.
  • Entre tus amigos incluye siempre un segundo perfil. Te puede ser útil para las verificaciones.
  • No utilices tu perfil personal real para compartir continuamente enlaces de tu blog. Si utilizas Facebook para algo más que para compartir tus entradas es preferible que crees un perfil específico, de lo contrario no podrías volver a registrarte con tu correo habitual ni validar la cuenta con tu teléfono.
  • Descárgate una copia del contenido que Facebook tiene sobre ti. Puedes acceder a esta opción desde la administración del perfil y aunque es completamente inútil dentro de la red social (no permite importarlo) te sirve para tener el histórico de tus datos y amigos.
  • De nuevo ¡No hagas spam! Compartir indiscriminadamente cada dos por tres tus enlaces no solo es molesto si no que puede llevar a que te bloqueen el dominio y nadie más pueda compartir tus publicaciones.

 

 

¿Cómo se van a compartir las actualizaciones de Zona Viajero a partir de ahora?

 

Continuamos con el viaje 😉 . Ya tengo activo un nuevo perfil personal para ir compartiendo las entradas nuevas que vaya publicando. Esta vez no voy crear una página nueva ni voy a mandar invitaciones a todo el listado amigos/seguidores que tenía anteriormente porque no quiero que la gente reciba invitaciones para lo mismo cada dos por tres. En adelante enviaré alguna solicitud a la gente que más leía y me limitaré a aceptar las que me lleguen. En lo demás seguiré como hasta ahora, a medida que me vayan aceptando las solicitudes en los grupos iré compartiendo las nuevas entradas como hasta ahora.

 

Por lo demás, seguimos activos en el resto de redes sociales que puedes ver en la cabecera del blog, a través de la lista de suscriptores (tu también puedes suscribirte en el la parte superior derecha) y  a través de Feedly (puedes agregarnos pulsando en el botón).

 

follow us in feedly

 

En el futuro intentaré darle un empujón a al sistema de suscripción cambiando la plataforma pero seguramente sea después del verano. Quiero analizarlo antes de ponerlo en marcha para ver si realmente puede suponer un cambio beneficioso para vosotros a la hora de acceder a los contenidos. Tranquilos que no tengo intención de llenar el blog de ventanas emergentes pidiendo que os registréis  🙂 .

 

Creditos de la foto: Pierre Lognoul

 

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Más en Recursos para Travel Bloggers
nómada digital
Vuélvete un nómada digital mientras viajas por el mundo

    ¿Estás cansado de viajar poco por falta de tiempo o de dinero? ¿Deseando largar tu empleo para recorrer...

Cerrar