macao2

Tres destinos en uno: descubre Macao

 

Macao, una pequeña región de China, es uno de los lugares más peculiares del mundo. Su esencia es asiática pero conserva aires europeos y su vocación es americana. Esta Región Administrativa Especial china estuvo bajo la influencia de Portugal durante 442 años y no fue hasta 1999 cuanto los portugueses transfirieron Macao a los chinos.

 

Situada a unos 70 kilómetros de Hong Kong, otra Región Administrativa Especial de China, Macao se conoce como “Las Vegas de Asia”, aunque hoy en día ya ha superado a la ciudad americana. A pesar de que Macao parece Las Vegas, no es Las Vegas; la cultura china es fundamental para distinguir dos destinos parecidos en la forma pero muy distintos en el fondo.

 

La península de Macao está conectada por puentes con la isla de Taipa, que a su vez conecta con la isla artificial de Coloane a través del istmo de Cotai. Esta zona cuenta con unas normas especiales y es la que acoge la mayor concentración de casinos hechos a imagen y semejanza de los americanos, como el impresionante The Venetian que imita no sólo a su homólogo de Las Vegas sino a la auténtica Venecia. City of Dreams es otro de los complejos más conocidos junto con el Wynn Palace, en el que se encuentra “la fuente bailarina”, uno de los mayores espectáculos con agua y música del mundo.

 

Además del juego y el turismo, la actividad de Macao se ha diversificado en los últimos años y en la actualidad se apuesta también por el cine. En Cotai, además del Cotai Strip, que es similar al famoso Strip de Las Vegas, encontramos la filial de MGM (los estudios Metro-Goldwyn-Mayer), y recientemente se inauguró el Studio City, un hotel-casino con temática cinematográfica que se estrenó con un anuncio repleto de estrellas de Hollywood, como Leonardo DiCaprio o Robert de Niro.

 

 

macao

 

 

En el lado de la península de Macao encontramos la parte más tradicional de la región. Hay también algunos casinos, como el Grand Lisboa, pero tienen un espíritu distinto. De hecho, la visita a este casino merece la pena más que por las mesas de juego, por el edificio en sí mismo. Este hotel y casino no intenta replicar a los de Las Vegas sino que mezcla la esencia de Macao: China y Portugal. El exterior es la majestuosidad asiática, mientras que el interior es la sobriedad europea.

 

En la península también encontramos esta herencia portuguesa en las ruinas de San Pablo, que son lo que queda de una iglesia que fue destrozada en un incendio y están situadas en el corazón del centro histórico de Macao, considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Desde allí se puede subir a la Fortaleza do Monte, los restos de un fuerte de defensa del siglo XVII, donde está el Museo de Macao y desde donde podremos disfrutar de unas excelentes vistas de la ciudad, especialmente al atardecer cuando empiezan a brillar las luces de los casinos.

 

El área de Macao, pese a contar con cerca de 700.000 habitantes, tan sólo tiene unos 28 kilómetros cuadrados de superficie en total. La península es un sitio ideal para pasear –si no te importa el bullicio de locales y turistas- y descubrir pequeños tesoros, dejarse llevar por el ambiente de las callejuelas que llevan al Largo Do Senado o disfrutar del Fisherman’s Wharf, el paseo marítimo en la zona del puerto que tiene de todo, desde hoteles de estilo victoriano como el Rocks Hotel hasta un anfiteatro romano.

 

Con todo, por mucho que en Macao haya edificios que parecen de Las Vegas, hoteles que podrían estar en cualquier ciudad europea o puertos que son parques temáticos con coliseos romanos, esta región pegada a la provincia de Cantón es esencialmente China.

 

Pese a lo pequeño que es Macao, no sólo encontraremos una mini Las Vegas o una mini Lisboa, sino que también tendremos a nuestro alcance muchas de las maravillas de las que podemos disfrutar al viajar a China. Una de las más importantes es, sin duda, la gastronomía. En Macao todavía queda mucho de la maravillosa cocina portuguesa y pueden encontrarse muchos restaurantes dedicados a ella, como el popular O Santos, muy bien valorado tanto por visitantes como por los locales. Pero además de estos lugares con sabor portugués también se puede disfrutar de la gastronomía cantonesa, que ya en sí misma es una mezcla de tradiciones y comida de distintas regiones chinas.

 

En definitiva, eso es Macao: una mezcla de sabores. De lo más tradicional a lo más moderno, de lo más sencillo a lo más lujoso, de China a Las Vegas pasando por Portugal. Un tres en uno muy difícil de conseguir en ningún otro lugar del mundo.

 

[Total:0    Promedio:0/5]
Booking.com

Deja un comentario

Más en Asia
vivir en Tailandia
Vivir en Tailandia – Cosas que debes saber

Si estas considerando mudarte a Tailandia, hay muchos aspectos que debes tener en cuenta antes de preparar la maleta y...

Cerrar