Guía para visitar El Valle de la Luna en San Pedro de Atacama (Chile)

Guía para visitar El Valle de la Luna en San Pedro de Atacama (Chile)

San Pedro de Atacama es uno de los desiertos más populares del mundo. Cada año miles de turistas llegan hasta el pueblo para recorrer sus alrededores. No es de extrañar que todos queden fascinados, pues encuentras maravillas como lagunas altiplánicas, volcanes, geiseres con enormes fumarolas, salares y muchos animales que viven en el lugar, como flamencos y llamas.

 

 

A 17 kilómetros de San Pedro de Atacama encontramos uno de los más famosos valles del mundo, y que le ha dado a Chile más de un premio y reconocimiento a nivel mundial. Hablamos del Valle de la Luna, que recibe su nombre por el parecido a la superficie lunar.

 

Autores:
Los blogueros de Universo Viajero (https://www.universoviajero.com) nos cuentan en este post sobre este lugar sacado de otro planeta, que puedes ver en él y sus mejores consejos para conocerlo.

 

¿Por qué se formó el Valle de la Luna?

Hace millones de años en esta zona había un enorme lago, cuyo fondo se fue levantando lentamente por los movimientos de la tierra y sismos. Estos cambios en la geografía formaron lo que hoy se conoce como la Cordillera de la Sal, moldeada en el tiempo por los vientos, el sol y la lluvia en el Desierto de Atacama. La cordillera recibe su nombre por el sulfato de calcio presente en toda su extensión, lo que le da una visión de estar “salpicada de sal”.

 

El Valle de la Luna es un sector de la Cordillera de la Sal, y sin duda el más visitado. Sus montañas salpicadas de brillos, enormes dunas, formaciones rocosas y quebradas lo hacen un verdadero espectáculo a la vista.

 

¿Cómo recorrer el Valle de la Luna?

El Valle de la Luna tiene una extensión de aproximadamente 6 kilómetros entre la caseta de entrada y su barrera. Estos se recorren en forma lineal, pudiendo detenerte en distintos hitos como quebradas, cavernas, dunas y minas abandonadas. Una vez llegas al final del camino, debes recorrer toda la extención en retorno a la caseta de entrada. Dicho esto, son 12 kilómetros con subidas y bajadas, que se pueden recorrer en:

 

Recorrer en Valle de la Luna en bicicleta

Se arriendan en San Pedro de Atacama, por lo que debes considerar los 17 kilómetros de ida, los 12 kilómetros dentro del valle y los 17 kilómetros de vuelta. De más está decir que debes tener excelente estado físico y soportar un sol que quema y un calor que agobia. Recuerda, estamos en el desierto.

 

Recorrer el Valle de la Luna en Automóvil

La mayoría de las personas llegan al valle en alguno de estos medios de transporte, sea el auto que arrendaste o el tour. Debido a que puedes irte deteniendo en distintos lugares y luego caminar, son sin duda el medio de transporte más recomendado para la mayor parte de los visitantes.

 

Precio y horarios

Horario: 06:00 a 18:10 (última entrada). Desde las 19:00 cierran los pasos a senderos y queda abierta sólo la gran duna para ver el atardecer.

 

Precio:

De 06:00 a 12:00: adultos: $2.500.- Estudiantes con credencial, tercera edad y menores de 12 años: $2.000

De 12:00 a 18:10: adultos: $3.000.- Estudiantes con credencial, tercera edad y menores de 12 años: $2.500.

 

 

Qué ver en el Valle de la Luna

 

En estos 6 kilómetros de extensión hay paradas a hitos o puntos de interés. Aquí te contamos cuáles son y que puedes ver en ellos.

 

Caverna de Sal

 

Caverna de Sal

 

Es la primera parada, y para entrar debes tener linterna (con la del celular basta) y no ser claustrofóbico. Puedes caminar por las cavernas en un circuito que te hará salir por donde mismo entraste, por lo que es imposible perderse. Pasarás por estrechas quebradas, túneles, algunas subidas empinadas y senderos. Aquí puedes ver cómo la lluvia y el viento han erosionado las rocas formando estas quebradas y senderos naturales.

 

Estas cavernas no son recomendables para niños muy pequeños, embarazadas y personas con movilidad reducida. Hay algunos tramos difíciles de pasar.

 

Duna Mayor

Suele ser la parada que toma más tiempo a los visitantes, pues es también la que más te llamará la atención por los miradores al valle y una enorme dura que corona el lugar. Se camina por un sendero que toma unos 15 a 20 minutos en llegar a la cima de la duna, donde no se puede entrar. Desde aquí existen dos caminos, uno que bordea el precipicio que da al valle y otro que se adentra por la quebrada con una vista privilegiada a la Cordillera de la Sal. Ambos tienen su propio encanto, por lo que te recomendamos hacer los dos.

 

La Duna Mayor es el lugar más recomendado para ver el atardecer, uno de los mayores encantos del lugar. Debido a la sal presente en las rocas, verás como con la bajada del sol los colores de las rocas y el paisaje pasan de rojizos, a morados a grises. Si te interesa verlo, te recomendamos llegar al menos unos 45 minutos antes para lograr un buen puesto.

 

Mirador Achaches

 

Mirador Achaches

 

Este mirador está al otro lado de la quebrada que se ve desde la Duna Mayor, por lo que es posible ver la Cordillera de la Sal desde una posición diferente. El paisaje es igual de lindo que en la Duna Mayor, y con significativamente menos gente que recorre el sendero hasta arriba.

La subida es más difícil y toma unos 25 minutos a paso constante y relajado.

 

Anfiteatro

 

Anfiteatro

 

Hoy en día no es posible detenerse ni caminar por el anfiteatro, por lo que puedes verlo desde el mismo camino de los automóviles o desde otros miradores, como el de la Duna Mayor o el Mirador Achaches.

 

Es una formación de gran tamaño que recibe su nombre por su forma, que asemeja un teatro, coliseo o anfiteatro. El viento depositó una enorme cantidad de arena entre paredes redondeadas.

 

Mina de Sal Victoria

 

El camino

 

Antiguamente la explotación de sal en esta zona era realizada por distintas familias, que fueron profesionalizando su labor hasta que en siglo XX tomaron una enorme relevancia para la minería chilena. Se asentaron en el Valle de la Luna empresas y minas, de las que hoy vemos vestigios como algunas máquinas y construcciones.

 

Es posible recorrer la zona por un sendero demarcado, y apreciar zonas donde se ve cómo funcionaba la extracción.

 

Tres Marías

 

Las tres marias

Son formaciones rocosas formadas por el paso de los años a través de erosión. También se les conoce como “los observadores”. Hoy en día está prohibido acercarse, pues hace algunos años un turista se subió a una y la partió por la mitad.

 

Se dice que datan de hace miles de años, pero no está comprobado. Lo que sí es seguro es que han sido formadas solo por el tiempo, sin intervención humana.

 

 

Si quieres saber más de San Pedro de Atacama, puedes entrar a este link con más información de sitios de interés, las lagunas y todo lo que puedes necesitar antes y durante tu viaje. (https://www.universoviajero.com/destinos/san-pedro-de-atacama/)

 

rebajas-amazon-descuentos

 

[Total:2    Promedio:5/5]

2 comentarios en “Guía para visitar El Valle de la Luna en San Pedro de Atacama (Chile)

Deja un comentario

Más en América
machu-picchu
Camino Inca: Guía de viajes para turistas de a pie

Cualquier viajero que elige Perú como destino sueña con Machu Picchu: cuántas veces hemos visto esa foto desde lo alto...

Cerrar