Qué ver en Vilna (Vilnius). Ruta por la capital de Lituania

Qué ver en Vilna (Vilnius). Ruta por la capital de Lituania

 

Vilna, la capital de Lituania, es una pequeña ciudad que esconde varios lugares peculiares (incluso alguno bastante gracioso) junto con una gran cantidad de tesoros culturales y gastronómicos. Es una de esas ciudades que se suelen conocer más por ser paradas complementarias o de un día, pero en realidad tiene mucho que mostrar.

 

De primeras, como características principales te diré que cuenta con el mayor casco antiguo barroco que se puede encontrar en toda Europa. Con esto, y aunque no seas muy fan de este tipo de arte, ya te puedes hacer a la idea de que no es solo una ciudad de paso para complementar un visita a ciudades cercanas.

 

 

Qué ver en Vilna

 

La Puerta de la Aurora

 

La Puerta de la Aurora

 

Además de ser uno de los puntos más turísticos de la ciudad es una de las principales vías de entrada para los visitantes. Las visitas a este monumento se dividen entre los que buscan verlo como obra o lugar llamativo y los que buscan el misticismo de las historias que rodean a la virgen que se encuentra en ella. Este último es el motivo principal, por lo que no es de extrañar que te encuentres a gente que acuda la puerta solo para rezar a la virgen.

 

 

Pilies Gatve

 

Pilies Gatve

 

Quizás no lo sabes, pero hay varias cervezas lituanas que han ganado premios internacionales. Teniendo en cuenta que Pilies Gatve es la calle principal del casco histórico y que hay muchas cervecerías, creo que no hay que dar muchos más argumentos para que te pases por ella, me parece algo bastante justificado 😉

 

 

La República de Užupis

 

La República de Uzupis

 

Este pequeño barrio bohemio de Vilna tiene una peculiaridad mucho mayor que la de haber sido declarado Patrimonio de la humanidad por la Unesco. Lo más llamativo de este rincón es que en 1997 se auto declaró república independiente, y lo hizo fijando una moneda propia, una bandera… y hasta un ejército intocable de ojo: 17 personas. Deben ser unos auténticos espartanos porque a día de hoy, aunque es cierto que ningún gobierno la ha reconocido, tampoco nadie se ha atrevido a llevarles la contraria ni a quitarles el cartel de la entrada 😉

 

 

Calle de la Literatura

 

calle de la literatura vilna

 

Probablemente uno de los rincones más peculiares que se pueden ver en Vilna. La principal característica de esta calle es que prácticamente es un museo al aire libre. Sus muros están decorados con obras de arte y colores llamativos que lo convierten en uno de los puntos más icónicos de la ciudad.

 

 

Iglesia de Santa Ana

 

iglesia de santa ana

 

Hay varias iglesias y edificios de culto en la ciudad, pero sin duda la Iglesia de Santa Ana es el más llamativo en lo visual. El estilo gótico de la fachada de la iglesia es realmente bonito.

 

 

Torre de Gediminas

 

Torre de Gediminas

 

Es uno de los símbolos de la ciudad y el último resto del Castillo de Vilna. Si buscas un lugar desde el que llevarte una postal de la ciudad este es tu sitio. Está ubicada en lo alto de un monte desde el que se obtiene una panorámica completa y por supuesto una bonita vista J

 

 

Los museos de Ciudad Nueva

 

En la zona de conocida como ciudad nueva podéis encontrar dos museos que aglutinan gran parte de la historia de la ciudad y de Lituania. Se trata del Museo Nacional de Lituania y el Museo de las víctimas del Genocidio.

Digamos que el primero hacer referencia a la parte histórica buena y el segundo tiene como misión que no olvidemos las atrocidades que se han cometido en el pasado. Personalmente, este tipo de museos como pueden ser el del holocausto de Budapest, a pesar de ser “muy duros”, creo que son los que mejor plasman la historia y los más necesarios para darnos cuenta del significado que realmente tienen algunas palabras que últimamente se utilizan a la ligera en muchos medios.

 

Cuando viajar a Vilna

 

Sin duda la mejor época para visitar la ciudad es el verano. No es que la temperatura el resto del año te impida recorrerla (no es para tanto), pero tienes que tener en cuenta que los días durante el invierno son muy cortos y vas a andar muy escaso de tiempo para ver las cosas tranquilamente.

También te aconsejo que no desaproveches la ocasión de conocer la ciudad con calma, aunque sea un destino que se asocia a escapadas de un día, tiene contenido para organizarte una escapada más larga.

 

Cómo moverte por Vilna

 

Es una de esas típicas ciudades europeas que puedes recorrer andando, sin prácticamente necesidad de utilizar el transporte público para moverte. Te aconsejo que te aproveches de esto y en la medida de lo posible descubras la ciudad andando.

Eso sí, aunque sea una ciudad tranquila y una escapada corta, no olvides los preparativos de siempre. Ya sabes que al final nunca estas a salvo de torcerte un tobillo o que te cancelen el vuelo. Para cosas como la primera recuerda viaja siempre con seguro médico y para la segunda, si alguna vez lo necesitas (esperemos que no), tienes compañías como Flighright que se encargan de reclamártelo y recuperar tu dinero.

Por cierto, si tienes ocasión de reservarte varios días para el viaje ten muy en cuenta un circuito, ruta o como lo quieras llamar pasando por Tallin. Como veras en el artículo anterior es una ciudad de Estonia que nos encantó.

 

 

[Total:3    Promedio:5/5]
Booking.com

Deja un comentario

Más en Escapadas por Europa
baden-baden-colegiata
Visita a Baden-Baden, lujo y relax en Alemania (Selva Negra)

  Cualquier persona que esté interesada en visitar la famosa Selva Negra debería tomarse unos días para visitar una de...

Cerrar