Suomenlinna: La curiosa fortaleza marítima de Helsinki

 

Suomenlinna, esa isla de nombre casi impronunciable, es una de las fortalezas marítimas más grandes del mundo. Nació como ciudad guarnición enfrente del litoral de Helsinki en el siglo XVIII, es uno de los principales lugares de interés de la capital de Finlandia y un distrito joven de la ciudad donde viven tan solo 850 habitantes.

 

Tanto interés tiene esta pequeña isla que fue declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO. Pese a lo que pueda parecer, la isla de Suomenlinna es uno de los rincones (o por lo menos para mi gusto) más originales y llamativos de Helsinki. El buen estado de conservación en el que se encuentra y la posibilidad de recorrerlo totalmente a tu ritmo, sin apenas gente alrededor, hacen que disfrutes más aún del lugar.

 

 

 

 

Uno de los rincones que más nos llamó la atención fueron los bunker que hay al fondo de la isla. En cierto modo, la forma de los habitáculos nos recordaba un poco al famoso Hobitton del Señor de los Anillos, aunque eso sí, guardando muchísimo las distancias… Ya sabéis que no soy partidario de darle un apodo que no le corresponde a las ciudades (como la mal llamada Venecia de Portugal), así que, que nadie se lleve a engaño, si quieres ver el Hobitton tendrás que viajar a Nueva Zelanda 😛

 

 

 

 

 

Si viajas a Helsinki con niños y quieres acercarte a Suomenlinna, no te preocupes, también hay sitios para los más pequeños. Lo pasarán en grande corriendo por sus túneles, galerías y jugando entre los cañones. La visita merece al menos media día, así que si viajas a Helsinki en un crucero planifícatelo bien para aprovechar la parada (en el enlace anterior tienes nuestra ruta por la ciudad).

 

No olvides llevar calzado cómodo para andar por la isla y ropa adecuada para protegerse del viento (en verano no suele ser necesario). Se puede visitar en todo el año, incluso en invierno, pero ten en cuenta que en esa época hay menos servicios disponibles.

 

 

Cómo llegar a Suomenlinna

 

A Suomenlinna se llega utilizando los transbordadores o barcos que salen de la Plaza del Mercado de Helsinki (Kauppatori). El precio de los tickets es de unos 6 euros ida y vuelta dependiendo de la modalidad que elijas.

 

 

Los barcos salen cada veinte minutos en verano y cada hora en invierno, y tardan unos quince minutos en llegar. En el centro de la ciudadela hay un punto de información y un museo que cuenta la historia de la misma. Además, sirve de punto de partida para las visitas guiadas a pie que organiza la Asociación Ehrensvärd. En verano, esas visitas se hacen a diario, con comentarios en finés, sueco e inglés. En invierno sólo se ofrecen en inglés durante los fines de semana.

 

Una de las ventajas que tiene esta visita, es que puedes disfrutar de un recorrido por el archipiélago de islas que rodea Helsinki sin necesidad de contratar una de las excursiones privadas.

 

 

 

 

 

Qué más se puede ver en Suomenlinna

 

El Museo de Suomenlinna narra la historia de la fortaleza desde el siglo XVIII hasta hoy. Describe, sobre todo, la construcción de la misma y la vida en la guarnición y la base naval. Cada media hora se proyecta un documental que lleva al espectador a un fascinante viaje por las distintas etapas de sus 250 años de historia.

 

 

 

 

Como último consejo, si buscas algo muy cómodo para viajar por toda la ciudad puedes compar una tarjeta Helsinki Card, con ella puede subir al trasbordador y entrar a todos los lugares de interés de la fortaleza de forma gratuita. Eso sí, no es 100% imprescindible, puedes utilizar el transporte público fácilmente para llegar a la zona turística y desde allí comprar el ticket para el barco. Para una escala de crucero no te la recomendaría.

 

 

 

1 comentario en “Suomenlinna: La curiosa fortaleza marítima de Helsinki

Deja un comentario

Close