Yoga en India, mi experiencia y algunos consejos

India es en sí misma una experiencia única, pero si además vas con la intención de profundizar en el yoga, te puedo asegurar que vas a vivir un proceso de transformación interior como no imaginas.

 

¿Por qué viaje a la India para aprender Yoga?

Descubrí que el yoga en India no tiene mucho que ver con la visión occidental, también la mía entonces, donde es otro tipo más de fitness. Allí es una forma de vida, que alcanza todos los aspectos de la existencia humana.

Poco a poco me fui dando cuenta de que lo que en realidad me había guiado a ese país, era un proceso de reflexión interna que se estaba abriendo paso en mí, tratando de buscar respuestas acerca de mis motivaciones en la vida.

Era justamente ese proceso el que me había llevado a querer profundizar en el yoga, y a hacerlo en India. Aprendí que el yoga en India se desarrolló hace 5000 años como un proceso destinado al bienestar físico y espiritual. Lo que implica un viaje de autodescubrimiento de nuestro ser más esencial, esa dimensión nuestra que esta siempre en perfecto equilibrio con el entorno.

 

curso de yoga en india

 

La llegada a India

Desde que aterrizas te das cuenta de que hay algo diferente, es como si la intensidad de la vida se multiplicará. Los sonidos, los olores, gente por todas partes, coches, animales, riqueza, pobreza, belleza, fealdad…todo convive en un aparente caos, que va transluciendo una armonía, que solo puedes ver cuando has pasado algo de tiempo allí.

Para lo bueno y lo malo, India te pone a prueba a cada instante. Hay veces que puede llegar a ser muy irritante que las cosas no funcionen como esperas o como crees que deberían, pero entendí que es mejor relajarse y dejarse llevar, que estar tensa por cosas que no puedo cambiar. El yoga me ha ayudado mucho en eso.

Aunque no estés interesado en hacer un curso de yoga en india, solo ir y conocer el país, ya vale la pena y supone una experiencia que no deja indiferente a nadie.

 

Hacer un Curso de Yoga en India

Te recomiendo que te tomes tu tiempo antes de elegir el curso que se adapte a lo que estás buscando.

Hay de opciones de calidad, pero debes de tener en cuenta algunos factores importantes para poder realizar una búsqueda que te lleve a donde quieres ir.

Te recomiendo escoger una escuela que combine la autenticidad, con un programa adaptado a la realidad actual y una buena organización. Eso te cambia la vida y hace que no quieras que se acabe.

Pero si eliges una escuela muy tradicional, el factor cultural podría llevarte a tener una experiencia “difícil”. Por un lado, en india el yoga es una forma de vida y eso hace que algunas escuelas no entiendan de cursos o programas. El yoga engloba toda la actividad diaria, lo que allí llaman “karma yoga”, que también incluye limpiar, cocinar, etc. Y por otro lado, todo eso con muy pocas comodidades: habitaciones comunales, baños compartidos, sin wifi….

Por último, no debes olvidar el Idioma. El curso de yoga en india que yo elegí se daba también en español. ¡Eso me pareció un lujo! Hacerlo en tu propio idioma marca la diferencia, y hace que puedas integrar más fácilmente la montaña de conocimiento que vas a recibir en áreas como: filosofía, anatomía, pranayama, meditación, mantras….

 

amanecer yoga india

 

 

Los profesores

Lo que realmente marca la diferencia a la hora de aprender cualquier cosa, también yoga, son los profesores. No hay forma de transmitir la esencia de una tradición, una ciencia, un proceso si los medios, los profesores, no lo conocen en profundidad.

Los profesores indios hacen de los cursos de yoga en India una experiencia única. Allí se consideran guías espirituales “gurús”, que orientan a los estudiantes en su viaje de crecimiento interior.

Yo guardo como un tesoro los consejos y las enseñanzas de Prashant, mi profesor de filosofía y yoga nidra. Nunca antes había experimentado lo que es la relajación profunda y la maravilla de bienestar que trae a tu vida. Solo por eso ya valió la pena el viaje.

 

Prashant

 

Conclusiones

Hay muchas más razones para ir a India: la comida, los paisajes, los templos, la gente, etc. pero si tu principal interés es el yoga, la única que necesitas es saber que ese país es la casa del yoga, el lugar donde se inventó y donde recupera toda su esencia.

La India y el yoga me han hecho mucho más fuerte y decidida. Me queda mucho camino por recorrer, pero ahora veo la vida desde una perspectiva más elevada. Acepto lo que pasa con mucha más normalidad, mis reacciones ya no son tan instintivas y desproporcionadas, son más conscientes y eso hace que me sienta segura y confiada.

 

Espero que mi historia te ayude en tu camino.

 

Artículo escrito por Natalia B. Collie

 

Deja un comentario