Excursión a Auschwitz-Birkenau desde Cracovia

Cracovia es uno de los destinos más sorprendentes y enriquecedores que puedes encontrar. Es una de las ciudades más importantes de Polonia y una de las más hermosas del viejo continente. Sus construcciones, que se conservan en perfecto estado, su rico patrimonio artístico y sobre todo su historia,  la convierten en un destino perfecto para una escapada por Europa.

Pero sin lugar a dudas, una de las experiencias que no puedes perderte y que seguro te marcará es la visita al campo de concentración de Auschwitz. Un lugar que nunca debió existir, que no debe caer en el olvido, y que merece que todo el mundo conozca lo que paso allí para que nunca más se vuelva a repetir.

 

 

Campo de concentración de Auschwitz- Birkenau

 

auschwitz vias de tren

 

El campo de concentración de Auschwitz se encuentra a unos setenta kilómetros de Cracovia, como ya he mencionado lo mejor para conocerlo es ir con un tour en español que te hará entrar de lleno en uno de los capítulos más oscuros del siglo XX.

Hay muchas empresas que ofrecen estos tours, pero puedes encontrar una gran variedad de excursiones a Auschwitz desde Cracovia en Kolaboo, un comparador de actividades turísticas. Mi consejo es que compares alternativas y precios para encontrar la opción que más se adapte a vuestro viaje según las personas que vayaís, el tiempo disponible etc…

En el recorrido, de un día completo, se visitan dos campos de concentración: Auschwitz y Auschwitz-Birkenau.

 

Auschwitz, el primer campo de concentración

 

arbeit macht frei

 

Auschwitz se fundó en 1940, en un principio para albergar a los presos políticos polacos, pero poco a poco fueron llegando judíos, homosexuales, miembros de la resistencia y gitanos. En total más de un millón trescientas mil personas pasaron por este campo de concentración, de las cuales un millón cien mil fueron exterminadas

Es el campo de concentración original, el primero en construirse. Impresiona nada más llegar y cruzar la enorme puerta con la inscripción “Arbeit macht frei” (el trabajo hace libre), inscripción que hacía pensar a los prisioneros que serían liberados en algún momento.

En la visita se recorren los barracones donde se hacinaban a los prisioneros, el bloque número 11, conocido como “el bloque de la muerte”, dónde se metían a las personas en diminutas celdas hasta que morían de hambre o eran ejecutados. A lo largo del recorrido se ven exposiciones de los objetos personales , así como de las malas condiciones en que vivían los prisioneros.

 

Auschwitz- Birkenau

 

vallas campo concentracion Auschwitz

 

Se localiza a 3 km del primer campo de concentración y se construyó un año más tarde, en 1941. Es mayor que la primera construcción y fue edificado como “solución final”, en él se pretendía aniquilar a la población judía. Impresiona como el lugar se conserva en perfecta condiciones.

En esta visita se recorren los hornos crematorios, la cámara de gas (las únicas que se conservan hoy en día) o las vías del tren, donde llegaban vagones cargados de personas. El fin del horror llegó a manos de la unión soviética en 1945.

Aunque pueda parecer una visita poco divertida, es imprescindible conocer esta parte de la historia. Creo que es la mejor forma de honrar la memoria de esas personas. Sin dudas una visita dura, pero necesaria para reflexionar.

 

Cómo visitar Auschwitz

Puedes contratar tour de diferentes precios, depende de lo que incluyan. Yo escogí un tour de siete horas, ida y vuelta desde el hotel. Incluía la entrada a los campos de concentración, el transporte a los dos campos y el tour en español.

Otra forma de ir es en autobús, tarda entre una hora y media o dos en llegar y el precio ronda los 2.5€. Te recomiendo salir temprano para aprovechar bien el día. Hay buses desde las 6.30h de la mañana. Es más económico, aunque después tienes que hacerte allí con las entradas y esperar fila para poder entrar.

Mi consejo es que elijas el tour, evitarás esperas y además, recorrer las instalaciones sin meterte de lleno en la historia no es lo mismo que hacerlo de la mano de personal que te guiará a través del tiempo.

¡Ojo! recuerda ir vestido para la ocasión, aunque sea verano en Polonia las temperaturas no suelen ser muy altas y dentro de los edificios es conveniente llevar siempre algo de abrigo. Si es invierno ¡abrígate bien!

 

Otros lugares imprescindibles en Cracovia

Existen otros tours, actividades y excursiones en Cracovia que merecen la pena y que son visita obligada si estás en tierras polacas.

 

Minas de Sal de Wieliczka

 

cracovia minas de sal

 

De esta visita ya os hablamos en este artículos sobre qué ver en la ciudad de Cracovia y alrededores. Se trata de las minas de sal más antiguas del mundo, fueron creadas por la naturaleza hace más de 15 millones de años.  Un recorrido de unos 3.5 kilómetros atravesando laberínticas galerías y lagos subterráneos. Uno de los lugares más visitados de Polonia.

Uno de los momentos mágicos es la entrada en la capilla de St Kinga, una sala de 54 metros de longitud decorada completamente a base de sal.

 

Fábrica de Oskar Schindler

 

fabrica oskar schindler polonia

 

Oskar Schindler fue un empresario y miembro del partido Nazi que salvó la vida de más de 1.200 judíos durante la segunda guerra mundial. Los cogía como trabajadores en sus fábricas y aunque muchos dicen que al principio solo quería sacar beneficio de la situación, la realidad es que su tenacidad y voluntad salvó miles de vidas.

La fábrica se hizo famosa gracias a la película “La lista de Schindler”. El museo muestra la vida durante la guerra en el país. Fotos, audios, videos, historias personales, periódicos, un sinfín de documentación en la que se recoge parte de la vida durante esos años.

El museo interactivo tiene un precio de 24 PLN, alrededor de 6€.

 

No olvides visitar el barrio judío, la plaza del mercado, la colina de Wawel, la puerta Florián y Barbacana...Cracovia es sin duda un lugar para dejarse llevar.

 

Deja un comentario