Ruta por el Pirineo aragonés: naturaleza, historia y pueblos medievales

El Pirineo aragonés es el lugar perfecto para los amantes de la naturaleza, la meca de la alta montaña española. Allí encontrarás los picos más altos de la Península (88 cumbres superan los 3000 metros), viejos glaciares que todavía se resisten a extinguirse y que nos recuerdan el origen de la cordillera, lagos de alta montaña que los aragoneses llamamos ibones, profundos valles, ríos salvajes y barrancos que te darán vértigo.

Todo ello en un entorno rural que todavía no ha sido demasiado explotado turísticamente. En el Pirineo aragonés tendrás la posibilidad de pasear por pueblos medievales casi en solitario. Si bien es cierto que algunos lugares como Benasque están masificados por su cercanía a las pistas de esquí, otros están prácticamente despoblados (aunque en los últimos años han aparecido muchos proyectos de turismo rural con el objetivo de recuperar los espacios deshabitados).

Aquí te dejo una lista de los lugares imprescindibles en toda visita al Pirineo aragonés. También te mostraré algunos pueblos que raramente aparecen como destinos turísticos, pero que son esenciales para conocer la historia de este remoto lugar de montaña.

 

 

De ruta por el Pirineo Aragonés. Qué ver y qué hacer.

 

Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

Situado en el extremo norte del Pirineo aragonés, en la frontera con Francia, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es una auténtica joya de la naturaleza. Cualquier ruta que elijas será un acierto. Aunque, para mí, la estrella del lugar es la Cola de Caballo, una de las cascadas más espectaculares de los Pirineos, junto con el Circo de Soaso, un enorme anfiteatro al aire libre con impresionantes vistas del pico Monte Perdido, uno de los más altos del Pirineo aragonés.

Existen dos caminos para llegar a la Cola de Caballo. El más fácil y popular es el que atraviesa las Gradas de Soaso. Esta ruta discurre por el fondo del valle, donde irás encontrando saltos de agua como las cascadas del Estrecho o la de Soaso. El regreso es por el mismo camino, así que tienes dos oportunidades para explorarlo 🙂

 

cascadas pirinero aragones cola caballoCascada Cola de Caballo.

 

La segunda opción es subir por la Senda de los Cazadores y atravesar la Faja de Pelay. Mucho cuidado porque este sí que es un camino difícil. Tendrás que superar un desnivel de 612 metros en solo 1,5 kilómetros. Si lo consigues, habrás llegado al Mirador de Calcilarruego y desde allí ya solo tendrás que descender hasta la Cola de Caballo. La vuelta es por las Gradas de Soaso.

 

que ver en el pirineo aragones ordesaVistas desde el Mirador de Calcilarruego.

 

Ibones o lagos de origen glaciar

Aunque la mayor parte de la lengua aragonesa está en desaparición, todos los aragoneses seguimos utilizando la palabra ibon para referirnos a los lagos pirenaicos de origen glaciar. Para mí, las auténticas perlas de la montaña. Algunos son tan accesibles que puedes llegar a ellos en coche. El problema es que estos están mucho más masificados, así que difícilmente sentirás la magia de los ibones. Yo te recomiendo que reserves al menos un día para hacer una excursión a cualquiera de estos tres:

 

Plan o Basa de la Mora

El Ibon de Plan, también conocido como Basa de la Mora, está considerado como uno de los ibones más bellos del Pirineo. Hay tres vías de acceso, dos difíciles y apasionantes, y una fácil pero bastante aburrida. Yo, como siempre, te recomiendo que te esfuerces para llegar. Nada es más placentero que la sensación de satisfacción después de una dura y larga caminata.

 

que es un ibonIbon de Plan

 

Desde San Juan de Plan, una senda asciende en fuerte pendiente hasta el ibon salvando un desnivel de 960 metros. Es cierto que es una ascensión dura y exigente debido al desnivel, pero cualquiera que esté mínimamente en forma puede realizarla sin dificultad. Te dejo el enlace de la ruta San Juan de Plan – Ibon de Plan por si quieres descargarte el track.

 

Dónde alojarse en San Juan de Plan
Me sorprendió la cantidad de casas rurales que se pueden encontrar en un pueblo tan pequeño. Nosotros nos alojamos en la Casa Campolé y nos encantó. No esperes grandes lujos, pero sí comodidad y un trato impecable. Totalmente recomendable.

 

Batiselles y Escarpinosa

La ruta circular por el Ibonet Batisielles, Gran Ibon Batisielles e Ibon Escarpinosa es otra de las excursiones más bonitas del Pirineo aragonés que te permitirá explorar tres ibones y conocer la gran diversidad de vegetación de la montaña pirenaica. La ruta comienza en el valle de Estós, dirección Cerler desde Benasque, y se trata de un recorrido circular de unos 16 kilómetros con una ascensión de 980 metros.

Algunas personas optan por subir solo al Ibonet de Batisielles y darse la vuelta, así que puede ser una opción si no te ves con fuerzas de continuar. Aunque creo que esto sería un gran error, las vistas más espectaculares las encontrarás en el camino hasta el Gran Ibon de Batisielles y desde allí hasta el Ibon Escarpinosa es casi plano.

 

Acherito

La excursión hasta el Ibon de Acherito es una de las más populares y sencillas del Valle de Hecho (evita realizarla en fin de semana si quieres disfrutarla tranquilamente). Y es que esta ruta nos ofrece la posibilidad no solo de ascender al ibon más occidental del Pirineo aragonés, si no que también cruzaremos la Selva de Oza y las praderas de Guarrinza.

 

Pueblos medievales

Torla, Broto, Boltaña y Aínsa se sitúan a escasos kilómetros del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Puedes conocerlos todos fácilmente en un par de días. La ruta empieza en Aínsa, uno de los pueblos más bonitos de España, que bien merece un paseo por su plaza porticada, sus calles empedradas y su castillo. Desde allí puedes tomar la carretera N-260 que te conducirá a Boltaña y finalmente a Torla, pasando por Jánovas, Fiscal, Asín de Broto, Sarvisé y Broto.

 

pueblos medievales pirinero aragones ainsa

 

Desde Aínsa, otra opción es adentrarse por el Cañón de Añisco, una carretera estrechisima no apta para conductores con vértigo.

 

Ascaso y Casa Juez, alójate en un lugar despoblado
Ascaso es un lugar magnífico que no encontrarás en las típicas rutas turísticas. Un pueblo enclavado en un pequeño montículo a 1000 metros de altura al que se llega por una pista forestal de 4 kilómetros (en meses de invierno no se puede subir sin cadenas y aún así es difícil si no estás acostumbrado a conducir con nieve) y que en 2015 contaba con solo 3 habitantes. Si lo que buscas es tranquilidad y conocer un auténtico pueblo del Pirineo aragonés, te recomiendo que te alojes en Casa Juez, una de las seis casas que conforman la villa.

 

Jánovas, la historia de un pueblo fantasma en recuperación

Pasear por sus muros destrozados y a punto de desplomarse es revivir la historia de aquellas personas que se vieron forzadas a abandonar sus casas bajo la amenaza de un pantano que nunca llegó a construirse. Hoy en día, los hijos de aquellos que tuvieron que marcharse han decidido recuperar sus casas y, con la ayuda de los visitantes y de otras merecidas subvenciones, en enero de 2018 consiguieron recoger su primera cosecha.

 

El Pirineo Aragonés con niños

Como habrás podido comprobar esta ruta está totalmente recomendada para hacerla con niños. El recorrido se puede hacer fácilmente tanto en coche como en autocaravana. Por cualquiera de los sitios que pases vas a estar en contacto con la naturaleza y en zonas sumamente tranquilas, por lo que los niños van a poder disfrutar a sus anchas correteando y disfrutando de la montaña, las vistas de los barrancos, los ríos, e incluso, los más valientes y menos frioleros podrán probar los ibones.

 

Mapa de la ruta por el Pirineo Aragonés

 

 

 

[Total:2    Promedio:5/5]
Booking.com

Deja un comentario

Más en Escapadas por España
que ver en chinchon escapada desde madrid
Escapada a Chinchón, uno de los pueblos más bonitos de Madrid

¿Te sientes agobiado, con ganas de desconectar de la ciudad por un día? Pues si estás por Madrid (o en...

Cerrar