Qué ver en Guadalest, un tesoro escondido en Alicante

Guadalest es una de las joyas mejor guardadas de la provincia de Alicante y que te aconsejo visites, sí o sí. Puede ser una excursión perfecta de un día si has ido a pasar unos días en Alicante o Benidorm. O si, como a nosotros, eres de los que te gusta recorrer la provincia, apúntalo en la agenda como destino obligatorio.

De origen y raíces musulmanas, este pueblo está considerado como uno de los más bonitos de España. Vamos a hacer un recorrido por todo lo que hay que ver en Guadalest.

 

Qué ver en Guadalest

 

El Castillo de San José o Castell de Guadalest

 

Castillo-San-José-Guadalest

 

El Castillo de San José, también conocido como el Castell de Guadalest, se encuentra situado sobre una gran roca en la parte más alta del pueblo.  Con fecha de construcción en el Siglo XI, fue base de las tropas musulmanas anterior a la reconquista.

Aunque gran parte del castillo está destruido por dos terremotos que ha sufrido el pueblo, actualmente está declarado como conjunto histórico – artístico. Es una de las imágenes más icónicas de la sierra de Alicante.

Junto al Castillo de San José se encuentra el Castillo de la Alcozaiba, una torre de vigilancia restaurada. Las vistas desde ahí arriba son impresionantes.

 

Embalse de Guadalest

 

Embalse-de-Guadalest

 

El embalse, pantano o presa de Guadalest es uno de los lugares más bonitos de la provincia de Alicante. El agua de este embalse procede del río con el mismo nombre del pueblo. Hacer la ruta que rodea al pantano es una de las mejores cosas que puedes hacer en Guadalest.

La ruta es muy sencilla, por lo que puedes hacerla incluso con niños y es perfecta para poder recorrerla en cualquier época del año. Ya sabemos que las temperaturas en Alicante son siempre excelentes y además, aunque sea verano, en esta zona las temperaturas no son demasiado altas.

Las fotos que puedes hacer del embalse son increíbles.

 

El pueblo

 

Guadalest-Pueblo-Artesanía

 

El pueblo está lleno de tiendas de artesanía, museos y restaurantes, lo que unido a las calles empedradas, le dan un aire muy especial y medieval.

Cuando llegas, para poder acceder al arrabal (núcleo del pueblo) tienes que cruzar un túnel que atraviesa la roca de la montaña, sobre la que está construida el castillo. En cuanto empiezas a entrar ya tienes la sensación de volver atrás en el tiempo.

Aunque nuestra visita fué solo de un día, ya que estabamos alojados en Benifato, pudimos recorrer sus calles y disfrutar de sus maravillosas vistas. Guadalest tiene mucho que ver, por ejemplo sus museos, entre los que se encuentran los siguientes (aunque no son los únicos):

 

Museos de Guadalest:
  • Museo de Antonio Marco: tiene una inmensa colección de juguetes y casas de muñecas. Abierto todos los días del año desde las 10.00 de la mañana. La entrada general es de 4€.
  • El museo de las Microminiaturas: Tiene pinturas y esculturas a tamaños mínimos. Merece la pena hacer una visita guiada por 4.5€.
  • Museo Histórico Medieval: Apto solo para valientes. Tienen una gran colección de instrumentos de tortura. Abierto todos los días de 10.30h a 21.00h y un precio de 4€ para adultos y 2€ para niños, aunque no es un sitio para ir con niños pequeños…

 

En la plaza central se encuentra el Ayuntamiento y la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, desde aquí las vistas al valle son espléndidas.  A lo largo de todo el pueblo los edificios y monumentos que han perdurado el paso de los siglos resalta el indudable ambiente medieval. Te encantará pasear por él.

 

Qué ver cerca de Guadalest

 

Benifato y Benimantell

 

Benifato-Benimantell

 

Las vistas que podemos contemplar desde estos dos pueblos son verdaderos regalos para los ojos. Son pueblos muy pequeños pero merecen una visita.

Ambos son perfectos para unos días de relax. En nuestro caso elegimos Benifaio para ubicarnos y poder desconectar tres días y conocer las diferentes rutas de senderismo que hay por la zona.

El casco urbano de Benifato está fuertemente marcado por su pasado árabe, como demuestran las pequeñas fuentes de colores que nos llamaron la atención durante todo el recorrido.

Benimantell destaca por sus empinadas cuestas, hay una que es conocida como la “rompepiernas”, pero no te asustes te aseguro que las vistas desde arriba bien merecen la subida.

 

Dónde alojarte en Benifato:

Si quereis alojaros cerca de Guadalest la mejor opción es Benifato. Eso sí, no dispone de muchas alternativas, estas son las dos casas en las que podéis alojaros:

Casa del Llavador

La casa del llavador

 

Parajes naturales

 

Cascada del Fanalic

 

En los alrededores del Valle de Guadalest, se encuentra la Sierra de Aitana, que cuenta con diferentes rutas y paisajes muy diversos en los que puedes disfrutar de recorridos con vistas al valle. Preciosos.

También se pueden visitar el río Mela y la cascada del Fanalic, que forman un cuadro más propio de otros lugares de la península que de una provincia como Alicante, considerada seca, turística y abarrotada de gente, un mito alejado de la realidad. Estos son lugares donde puedes estar en pleno contacto con la naturaleza.

 

Cómo llegar a Guadalest

Las maneras más fáciles de llegar a Guadalest, es en coche y en autobús. Desde Benidorm son solo 22 km, unos 30 minutos en coche y 55 minutos si viajas desde Alicante.

En coche, distintas carreteras llevan al pueblo, como la CV-70, desde Benidorm, la CV-755 desde Altea y la CV-70 de nuevo, desde Cocentaina.

A su vez, buses de distintas compañías, como Llorente Bus o Alsa, tienen rutas al pueblo desde Benidorm y Alicante.

 

Dónde comer en Guadalest

 

donde comer en Guadalest

 

Guadalest es un pueblo muy rico gastronómicamente hablando. En él, pudimos degustar distintos platos de cocina típica de la zona.

Entre los platos más destacados están el conejo alioli, las verduras al horno, pimientos rellenos y distintas variedades de arroces todos con productos de la tierra.

Aunque no hemos tenido el gusto de conocer todos los restaurantes, que son muchos, sí que en varias visitas hemos podido disfrutar de algunos de ellos.

 

Os dejo algunos restaurantes recomendados:

Restaurante de la Plaça. En la parte alta del pueblo, se come fenomenal y hay unas vistas fantásticas del embalse y la sierra.

Restaurante El Riu. Restaurante familiar especializado en Carnes a la Brasa y cocina tradicional.

Restaurante El Tossal. Se encuentra en la entrada del pueblo, a unos 100 metros del parking. Es un restaurante acogedor, donde se sirve buena comida de la zona y con platos abundantes. Es un buen sitio para comer bien y barato.

Y si quieres comer un cordero al horno de primera calidad el Restaurante L’Hort es especialista, además de otros tipos de carne…

 

 

No, no creáis que no paramos de comer, en una visita es imposible comer tanto (aunque no nos importaría 🙂 ), cada vez que venimos a la zona de Alicante hacemos una escapada para comer en la sierra, realmente para chuparse los dedos.

 

Como veis hay un montón de cosas que ver en Guadalest y en sus alrededores. No es el típico pueblo que te recorres en un día. Si te gusta el senderismo y la naturaleza puedes pasar unos días por allí perfectamente.

 

 

Booking.com

Deja un comentario